Drucken

Cuando llegue a Alemania, llegue solo y estaba perdido en el aeropuerto me sentia muy solo y crei que un año era mucho tiempo, pero ahora que ya a pasado un par de meses me doy cuenta de que un año no es nada. Al llegar a la escuela, me senti solo, porque todo era completamente diferente para mi y yo era una persona nueva en la escuela.

No sabia que hacer, hasta que fui a que me dijeran que hacer. Una vez que ya me habian dicho que tenia que hacer, me fui a las clases que tenia y pues como soy un estudiate de intercambio me sentia muy raro, pero me empeze a dar cuenta de que todos (alumnos y maestros)eran muy amables y buenas personas, lo cual me dio confianza y seguridad. Al principio fue un poco dificil acoplarse a la escuela, por el cambio de horario y ademas todo el sistema escolar es diferente al de mi escuela en Mexico, pero con el paso del tiempo empeze a agarrarle la onda. El primer mes fue especialmente dificil, porque no estaba acostumbrado a escuchar todo el dia aleman y me era mas dificil entender lo que me decian, ahora entiendo mejor pero sigo teniendo problemas para poder expresar lo que quiero decir. Todos mis compañeros fueron muy amigables y amables incluyendo maestros y eso me ha ayudado mucho y estoy muy agradecido. Los primeros meses me sentia solo y extrañaba Mexico, pero ahora me siento como en mi „casa“, lo unico que sigo extrañando de Mexico es la comida, la comida de aqui se me hace que es muy simple y es lo „unico“ que sigo extrañando de Mexico. Viva Mexico.